La insoportable gravedad del ser

Por Daniela Pinto. Publicado en La Estrella de Valparaíso 04.10.2017

04_10_17_pag_20-1440-45635d¿De cuántas partes se construye una existencia? ¿Cuántos pedazos de carne y de alma necesito para formar a un hombre? ¿Has jugado alguna vez con un caleidoscopio? Cuando niña mis papás me regalaron uno. Lo compraron en una feria de San Bernardo. Todo el mundo se veía distinto. Los rostros de las personas se desfiguraban y se dividían en infinitas partes. Por ejemplo, en un momento, podía ver el ojo de mi hermano multiplicado muchas veces pero, en ese mismo instante, una nariz se apoderaba del lente y se reproducía nuevamente hasta que decidía mirar algo distinto a la deforme cara que tenía enfrente.
Esta misma sensación me produjo la lectura del texto “Virgen”, de Yuri Pérez, publicado por Narrativa Punto Aparte. Con la imagen de “La habitación de Ulises”, de Valeria Salinas, como portada, el libro incita a la reflexión sobre la soledad y el abandono, desde su inicio. Al ver el libro, piensas que ya sabes lo que vas a leer, pero lo que no sabes es cómo terminarás sintiéndote después de leerlo.
Así, el conjunto de imágenes que explora la escritura del autor, propone una madeja de figuras fracturadas por la vida que se multiplican y dividen en el transcurso de relato, al igual que las visiones caleidoscópicas.
En este autor la pregunta por la construcción de la existencia humana se vuelve una pregunta central, una pregunta que en novelas como “Niño Feo” (2010), “Mentirosa” (2012) o “La muerte de Fidel” (2013) se transforman en el hilo que urde su escritura.

Poeta y narrador, esta es la quinta obra narrativa de Yuri Pérez donde, siguiendo una línea surrealista y existencial -extraña y poderosa combinación-, nos muestra las vicisitudes que enfrenta un hombre “sitiado” en un hábitat del que no puede escapar.
El protagonista, Daniel Quiroga Campos, trabaja limpiando los baños de un supermercado en Putaendo, desde donde observa todo lo que ocurre. Todas las escenas eróticas, grotescas y morbosas son percibidas por Daniel desde su sitial, el piso. Pero, además, desde ese mismo lugar entrega el papel higiénico al amante de su mujer cada vez que se aparece para humillarlo. Está casado con “la rubia más bella de la ciudad” (Bárbara), con la que nunca ha concretado su matrimonio porque ella, su mujer, ya tiene a un amor, Julieto Manríquez.
De esta manera, los registros literarios de “Virgen” saben a hierba, como dice la canción, pero una hierba salvaje, fresca y desordenada, brutal en su manera de crecer en el verso y en la traza versátil y poderosa en la denuncia social y existencial del ser. Esta novela no solo trata de un hombre “castigado en su sexualidad”, como nos comenta el prólogo al libro, sino que retrata a una parte de la humanidad fundida en su miserable vida, esperando a que la rueda gire, lento. Una inercia que no abandona carne alguna y que más bien se somete al vaivén gravitacional de nuestras insoportables existencias.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo "Virgen", Yuri Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s