«En los cuartitos»: lee aquí un extracto del libro «Silencio cerca de una pirámide antigua», de la escritora mexicana Viridiana Carrillo

Vivíamos en casa de la abuela, tan enferma de sus piernas que apenas se movía de la cama; yo pegaba el sillón doble a una orilla de su colchón y ahí pasábamos la noche viendo películas en el canal 9. La tía Isabel nos traía jícamas o frituras de harina con salsa Valentina y refresco para mí. Ella se encargaba de cuidarnos mientras mi madre trabajaba aunque los vecinos solían decir que era una loca: esa manía de mezclar café y coca cola y exhibir sin reparos, más bien con altanería, la belleza de su cuerpo, esos ojos jade, casi condena y augurio de su libertinaje, y lo deslenguada que era, en completa contradicción con ese físico envidiable. Al menos un talento, algo que la librara del rechazo absoluto mas nunca de las habladurías: le mandaban ropa a remendar, subir la bastilla, coser pretinas, arreglar cierres, o le encargaban hacer carpetas y manteles porque la tía era maravillosa al crochet y con la máquina de coser. Estudió en una escuela Singer, decía mi abuela cuando aún solía pararse, salir al patio, revisar sus plantas. Hablo de cuando la abuela regaba todo y me dejaba echar jabón Roma en el piso de losetas para resbalarme hasta dejarme la panza colorada. Solo que ahora ya no se movía de la cama. Luego llegaron las jarochas.

Lee aquí el cuento «En los cuartitos», relato que abre el libro «Silencio cerca de una pirámide antigua», debut literario en Chile de la escritora mexicana Viridiana Carrillo.

Deja un comentario

Archivado bajo "Silencio cerca de una pirámide antigua", Viridiana Carrillo

Sueño y vestigios de una letra revuelta

Por Damaris Landeros*

Texto de presentación del libro «Letra revuelta. Literatura, imagen y espacio público en el estallido social», realizada en el Centex Valparaíso.

Hace poco más de tres años esa olla a presión que era Santiago (pero también Chile) dejó todo ese espeso y caliente guiso en nuestros techos.

Si se me permite lo autobiográfico (cómo escapar de ello cuando hace tres años estábamos marchando y experimentando en carne y hueso todo lo que vivimos) en ese momento estaba en mi pieza, acariciando la frente de mi hijo número 2, Dante, al que le estaba comenzando a subir fiebre. Tenía esa sensación que solemos tener los padres de que la noche será larga y el sueño poco. Ya estaba notoriamente embarazada de Eloísa, hija número 3, y me estaba quedando entre dormida, escuchando la televisión de fondo. De repente, un ruido me despierta y escucho en la tele que va a haber toque de queda, en la capital y el resto de Chile, producto de lo que había ocurrido con las estaciones de metro. No lo podía creer. Me preguntaba: ¿Cuánto tiempo fue que me dormí?… ¿realmente desperté?… ¿seré yo la afiebrada? Pero no era un sueño, una pesadilla o una invasión alienígena (tal vez sí, un poco esta última), sino la gran olla de porotos que fueron estos treinta años.

Hoy, Eloísa nació y es una hermosa e inteligente niña de dos años, Dante, irónicamente, está hoy un poco enfermo de nuevo, y luego del infame 4 de septiembre, parece que limpiamos mal los porotos de nuestro techo.

Después de tres años, creo que todos nos preguntamos por qué hablar de la revuelta después de este nuevo giro conservador (¿fue realmente un giro?) en los que emblemas de ese “Chile que no cambió” resurgieron desde las sombras, pienso en figuras como Shalper, Alessandri, Moreira, el sheriff Gaspar Rivas, et al, (no olvidar a Pancho Malo). Ellos en la actualidad han secuestrado la voz de esa supuesta “mayoría silenciada” que marcó rechazo. Por qué hablar de revuelta, cuando todas las consignas parecen erróneas y la vida que vivimos en ese momento parece ser un sueño. Eso, en cierta medida, es lo que se preguntan en su prólogo Nibaldo Acero y Jorge Cáceres y no puedo estar más de acuerdo con su mirada que más que romantizar la revuelta, la analiza y considerada como esa instancia, ese golpe, que suspende el tiempo histórico y abre un abanico de posibilidades. Esto es porque, a pesar de que sentimos que nada puede permanecer igual luego del 18 O, ciertamente podemos estar igual de mal o, incluso peor, que antes del 18 de O. El no volver a estar como estábamos (o incluso descender más a los infiernos) depende de nosotros y cómo decidamos jugar las cartas para cambiar las cosas y pensar otras posibilidades.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo "Letra revuelta"

Gustavo López Alarcón, autor de “El cerebro latinoamericano”: “Estoy convencido de que en el entendimiento del sistema nervioso está la clave del bienestar humano”

Ensayo analiza las características de las sociedades de nuestro contienen a partir de las neurociencias. El título se suma a la colección Expedientes de Narrativa Punto Aparte.

¿Cómo influyó el proceso de conquista y posterior colonización en los pueblos precolombinos?  ¿Qué huellas dejaron los forzosos intercambios culturales, lingüísticos y sociales producidos a partir de este proceso? ¿Qué papel juegan factores como la alimentación y la educación en la mente de los latinoamericanos? ¿Qué reflejan las lenguas particulares que hablamos a lo largo del continente?

Estas y otras preguntas son las que recorre Gustavo López Alarcón en “El cerebro latinoamericano: la mente del continente explicada a través de las neurociencias”, un apasionante ensayo que analiza la mentalidad del territorio que habitamos, poniendo en la balanza los componentes biológicos y medioambientales que tejen una compleja red de conexiones que determina la forma en que vivimos diariamente. El libro se suma a la colección Expedientes de Narrativa Punto Aparte.

Desde el éxodo de África del Homo sapiens, pasando por el desarrollo de las civilizaciones precolombinas y la colonización europea, hasta llegar a nuestra sociedad actual, “El cerebro latinoamericano” busca explicar cómo las condiciones hereditarias y ambientales, propias de nuestro continente, han moldeado la forma en que opera nuestra cultura latina occidental y también cómo nuestro sistema nervioso reacciona frente a las diversas problemáticas que enfrentamos en nuestras sociedades en materias como violencia, pobreza, educación y salud.

Gustavo López Alarcón, kinesiólogo especialista en trastornos neurológicos, docente y Magíster en Neurociencias, escribió en 2020 un primer ensayo titulado “Chilenamente: neurociencia para el cerebro nacional”, que ganó el concurso de la editorial de la Universidad Católica Silva Henríquez. En este segundo volumen, ahonda en las principales características de las sociedades latinoamericanas, entretejiendo los factores ambientales con los neurológicos.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo "El cerebro latinoamericano", Gustavo López

Viridiana Carrillo, narradora mexicana: “Me cautivan esas pequeñas historias nada extravagantes pero cargadas de deseo”

La escritora sonorense publica por primera vez en Chile su libro de relatos “Silencio cerca de una pirámide antigua”, como parte de la colección de narrativa contemporánea de editorial Narrativa Punto Aparte.

Una niña atisba a hurtadillas a dos vecinas de ambiguo comportamiento que veneran a la Santa Muerte. Un arqueólogo reconstruye con amor y paciencia los fragmentos de una familia. Una mujer inicia una impensada travesía nocturna por una pirámide antigua en compañía de cinco niños, embargados por sus enigmáticas historias. Una joven rearma las piezas en la vida de su hermana fallecida a través de una vieja fotografía.

Estos son algunos de los relatos que componen “Silencio cerca de una pirámide antigua”, de la escritora mexicana Viridiana Carrillo, quien publica por primera vez en Chile, a través de la editorial Narrativa Punto Aparte.

Sentires ocultos, pensamientos prohibidos que se susurran al oído y que se murmuran entre líneas, miradas fuera de foco atraviesan los relatos de Viridiana Carrillo, quien construye un universo habitado principalmente por mujeres.

A partir de una cita de la poeta mexicana Rosario Castellano, que da título a este volumen de cuentos, Viridiana Carrillo teje historias y personajes que circundan entre zonas arqueológicas, pueblos contaminados por una termoeléctrica, playas de agua mansa y, sobre todo, por el interior de las habitaciones, donde los secretos se expresan en todo su esplendor

Nacida en Ciudad Obregón, estado de Sonora, México (1984), Viridiana Carrillo estudió Lengua y Literatura Hispánica en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Como narradora, es sutora del libro de cuentos “Antes del juego”, editado por Nitro Press (2020) en México.Textos suyos aparecen en las antologías “Álbum Negro, literatura de ficción” (2017),La espina es la flor de la nada” (2018) yMexicanas. Trece narrativas contemporáneas” (Ed. Fondo Blanco, 2021). Antologó el libroConversaciones en el umbral” (2020). Actualmente está radicada en Chile.

-¿Qué te inspira al momento de escribir tus relatos?

-No sé si yo deba llamarla inspiración. Yo solo ando pensado en alguna historia, la pienso mientras hago toda mi cotidianidad y luego, cuando creo que puedo tener algo, me siento a escribir. A veces toma caminos distintos a la que tenía en mente y a veces la dejo olvidada. Me tiene que resultar interesante, claro, emocionar y cautivar, sino pierdo el interés rápido, pienso que no vale la pena. Esto no quiere decir que me pongo a escribir historias épicas, más bien me gusta escribir sobre cosas sencillas, breves. Me cautivan esas pequeñas historias nada extravagantes pero cargadas de deseo.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo "Silencio cerca de una pirámide antigua", Viridiana Carrillo

Nibaldo Acero y Jorge Cáceres, editores: “La revuelta evidenció que la literatura y el arte son cosas muy imbricadas con la realidad política y social”

El volumen «Letra revuelta» reúne un conjunto de ensayos de una veintena de autores chilenos que reflexionan sobre la relación entre el estallido del 18-0 y las expresiones culturales en la literatura, la imagen y el espacio público.

Un conjunto de ensayos que reflexionan acerca de las relaciones entre la cultura y el estallido social de octubre de 2019, del que próximamente se conmemoran tres años, son lo que reúne el volumen “Letra revuelta: literatura, imagen y espacio público en el estallido social”, editado por los académicos Nibaldo Acero y Jorge Cáceres y que forma parte de la colección Expedientes de Narrativa Punto Aparte.

El volumen recopila los textos de 22 autores y autoras chilenos, quienes abordan las diversas expresiones de la literatura y el arte en el contexto de la revuelta social.

“La revuelta visibilizó contundentemente el arte y la literatura en y de la calle. Posibilitó la creación, la difusión y la apropiación de la literatura, la manifestación del arte en los espacios públicos más impensados”, señalan Acero y Cáceres, editores y autores del volumen, donde también escriben María José Barros, Carvacho Alfaro, Patricia Espinosa, Cristian Geisse, Hugo Herrera, Rodrigo Marilef, Stefanie Massman, Roxana Miranda Rupailaf, Mario Molina, Fernanda Moraga, Javier Pérez Díaz, Isabel Plaza, Javiera Quintanilla, Jota Elmes Ramírez, Ana María Riveros, Jorge Sánchez, Magda Sepúlveda, Luis Valenzuela Prado y Diego Zamora.

En estos escritos, voces diversas recorren un espacio donde los límites entre lo literario y lo no literario se desdibujan, creando una amalgama de elementos y recursos que se trenzan en torno a la literatura pero que abarcan también la imagen y el espacio público como medios de expresión, atravesando diferentes épocas y contextos. Así, por estos ensayos transitan Fuenteovejuna y Naruto, Caupolicán y Gabriela Mistral, Lesbilais y Lemebel, Carmen Berenguer y La Lira Popular, la imaginería colonial y la intervención lumínica, Chaurakawin y el río Mapocho, los grafitis y el torniquete, el perro Matapacos y la Constitución, la novela chilena y el lienzo que grita “la poesía está en la klle” en el frontis de la Biblioteca Nacional. Todas reflexiones, imágenes y testimonios que nos invitan a observar, desde nuevas ópticas, el fenómeno del estallido social.

“La revuelta evidenció que la literatura y el arte son cosas muy imbricadas con la realidad política y social”, señalan Nibaldo Acero, profesor, escritor y Doctor en Literatura; y Jorge Cáceres, profesor Magíster en Literatura Latinoamericana y Chilena y Doctor en Literatura, quienes se encargaron de recopilar y editar los textos.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo "Letra revuelta", Expedientes