Rodrigo Ramos lanza “Trocha”, crónica sobre la migración: “Sentí la necesidad de que este libro se leyera ya, pronto”

“Trocha” es el concepto que utilizan los migrantes venezolanos para referirse a la frontera. “Cruzar la trocha” es atravesar aquellos caminos riesgosos y a veces imposibles que los conducen al país de destino, a través de pasos irregulares. En Chile, lugar al que en los últimos años han arribado miles y miles de ciudadanos venezolanos, la trocha se extiende por el frío altiplano, en la frontera con Bolivia, y a lo largo del desértico límite norte con Perú.

Y es precisamente este concepto el que inspira el nuevo libro del escritor y periodista antofagastino Rodrigo Ramos Bañados, que será publicado este mes por editorial Narrativa Punto Aparte.

Trocha” es una crónica literaria que aborda el fenómeno de la migración en el norte de Chile, con especial foco en la crisis migratoria venezolana de los últimos años, desatada en paralelo a los efectos de la pandemia en el mundo. “En un momento dejé otros proyectos literarios para abocarme a este, por la urgencia en que se estaban precipitando los sucesos”, señala Ramos Bañados, en referencia a la compleja situación vivida en Iquique. “A diferencia de otros textos, sentí la necesidad que este se leyera ya, pronto (…) Me interesa el sentido de humanidad y lo político, que puede entenderse aquí como la crítica hacia autoridades que no reaccionaron a una crisis humanitaria”, agrega el autor de las novelas «Pinochet boy» y «Ciudad berraca», entre otras.

CRUCE DE GÉNEROS

A través de conversaciones con recién llegados y asentados, observaciones personales, recuerdos, entrevistas y la propia experiencia, Rodrigo Ramos Bañados construye en este libro una notable crónica literaria sobre la migración, donde los rostros siempre anónimos de los desplazados adquieren identidad mediante la acertada narración de sus vivencias.

-¿Qué inspiró la escritura de “Trocha”? ¿Era un proyecto que venías trabajando o tiene un sentido de urgencia por los acontecimientos de este año?

-Una foto de un camión cargado con migrantes venezolanos, que me envió un amigo por whatsapp, fue el punto de partida. Hice una columna para un par de medios electrónicos con que colaboro. Luego, en medio de las fases 1 y 2 de la pandemia, con restricciones, pude hacer un viaje de Antofagasta a Iquique. Lo que vi en el centro de Iquique me impresionó. No era la misma ciudad de antes de la pandemia, sino que era una desbordada por migrantes, algunos en malas condiciones físicas. Y es ahí donde uno comienza a reflexionar, a hacer preguntas, a dialogar. Visité otras veces Iquique. Los alrededores del terminal de buses Antofagasta también se atiborraron de migrantes, en una suerte de campo de refugiados. Fui entrevistando, conociendo personas. De esa manera comenzó a surgir un relato, más bien una crónica de la migración y del proceso de encierro por el COVID-19, que cambió la vida cotidiana. En un momento dejé otros proyectos literarios para abocarme a este, por la urgencia con que se estaban precipitando los sucesos. A diferencia de otros textos, sentí la necesidad que este se leyera ya, pronto, en esa dinámica de diario, de escribir para el otro día. En ese sentido siempre, y más con este texto, me interesa el sentido de humanidad y lo político, que puede entenderse aquí como la crítica hacia autoridades que no reaccionaron a una crisis humanitaria.

-La migración, las fronteras y la interculturidad han sido temas de tus libros durante gran parte de tu carrera escritural, como en “Namazu”, “Ciudad berraca”, “Matute”… ¿A qué se debe tu interés en esta temática?

-Me interesa los flujos humanos, poder registrar a través de la escritura esos tránsitos humanos entre las vaguedades de las fronteras, y en especial las motivaciones de las personas para dejarlo todo en un lugar y comenzar de nuevo, en otro lado, con otras personas, con otras costumbres, con otros climas. Me ha pasado que cuando habla con un migrante, este tiene una necesidad de comunicarse, de desahogarse no de su pasado, sino de ese presente hostil en otro país, en el cual deben sobrevivir. La posibilidad de vivir en una ciudad como Antofagasta, donde el 30% de su población es migrante colombiana, peruana, boliviana o venezolana, me entrega siempre registros, como por ejemplo, las micros conducidas por colombianos, conectadas a radios colombianas. La interculturalidad, principalmente en el habla cotidiana, es otra cosa que me motiva. Es interesante ir a una peluquería y escuchar decir palabras como “mi parce”, “mi rey” o “berraco”.

-Paulatinamente has ido transitando desde la ficción a la crónica en tu escritura. ¿Cómo calificas “Trocha”: cómo una crónica pura o una creación más literaria? ¿Hay un cruce de géneros?

-“Trocha” es un cruce de géneros, pero siempre entendida como una crónica extensa, aunque también puede ser una novela de no ficción. Me gusta captar la realidad y procesarla, y en “Trocha” lo hago. En plena pandemia estaba medio desesperado de no poder salir a la calle a caminar. Una vez que bajaron las restricciones pude salir y eso como sacó un peso de encima. Y así me encontré con todo esta caravana migratoria en las ciudades del norte.

-El tema de la migración se instaló como un factor decisivo en la última elección, como reflejan las votaciones en las regiones del norte de Chile, que difieren significativamente de las provincias más hacia el sur. ¿Qué huellas crees que está dejando en la sociedad de la macrozona norte el fenómeno de la masiva migración venezolana irregular?

-Antofagasta en la década pasada fue la primera ciudad que percibió el fenómeno migratorio con desplazados colombianos de la guerrilla. De pronto la ciudad se llenó de colombianos y colombianas. Hubo reacciones de todo tipo en su momento. Se comenzó a hablar de xenofobia, primero a través de rayados, y luego con una riña en el centro por un partido de fútbol. Con el tiempo, ya en 2022, Antofagasta asimiló el proceso migratorio; ya no se habla mal del extranjero como se hacía por el año 2015. Hubo un cambio. En general, creo que cierto nortino, le teme al migrante pobre, que llega en malas condiciones, como sucedió con los venezolanos que desbordaron Iquique. Al manejo de la autoridades de esta crisis humanitaria con migración, vino la reacción de los iquiqueños acusando de todo lo malo a estos migrantes, como la creciente delincuencia, que viven en carpas iglú en playas o en la plaza Brasil, y que por su condición deben hacer sus necesidades a vista y paciencia de todos, o comer lo que pillan por ahí, o alimentar a los niños s0lo con caramelos o salir a pedir con estos niños. Pero no todo ha sido rechazo, hay personas en Iquique que se organizaron y ayudan con alimentación. Otros, en tanto, se aprovechan de la situación como coyotes, para transportarlos. El objetivo de estos migrantes venezolanos es llegar a Santiago, pero se van quedando en las ciudades del norte porque gastaron el dinero que tenían, los estafaron en el camino, les robaron, etcétera. Arman la carpa en cualquier parte y comienzan a sobrevivir.

SOBRE EL AUTOR

Rodrigo Ramos Bañados (Antofagasta, 1973) es periodista y escritor. Ha publicado, desde el año 2010, cinco novelas —“Ciudad Berraca”, “Pinochet Boy”, “Namazu”, “Pop” y “Alto Hospicio”—, el volumen de cuentos “Palo Blanco” y los libros de crónicas “Tropitambo” y “Matute”, este último acerca de viajes fronterizos entre Perú, Bolivia y Chile. Sus cuentos están insertos en varias antologías. Ha sido becario del Fondo del Libro en tres ocasiones. Como periodista, ha trabajado en medios de Antofagasta, Iquique, Santiago y Valparaíso. Ha sido finalista de los premios de excelencia de la Universidad Alberto Hurtado y del Premio Alemán de Periodismo y Desarrollo.

FICHA TÉCNICA

Título: «Trocha»

Autor: Rodrigo Ramos Bañados

Editorial: Narrativa Punto Aparte

Género: Crónica | literatura chilena contemporánea

Edición: Marcela Küpfer

Arte de portada: Fernando Ossandón

Foto de autor: Sebastián Rojas

ISBN: 978-956-9091-37-7

Formato: 13,5 x 21 cm | 88 págs.

Fecha de publicación: diciembre de 2021

PVP: $8.000

Distribución: Qué Leo Forestal | Nueva Altamira | Takk | Metales Pesados Alameda | Lolita | La Flor de Papel | Los Perros Románticos | Qué Leo Valparaíso | YaLibros.cl

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s