Archivo de la etiqueta: Patricia Espinosa

“Indiferencia y autocontrol”

Crítica literaria de Patricia Espinosa sobre “El tema es complicado”, de Juan José Podestá. Las Últimas Noticias, 15.02.2013

Las Últimas Noticias2_Página_1Lo que primero llama la atención en Juan José Podestá es su capacidad para contar historias a partir de muy pocos elementos, generando atmósferas apesadumbradas por donde circula una serie de personajes siempre dispuestos a encontrar un sentido a sus enrarecidas existencias. Podestá es un hacedor de ficciones que se arriesga a configurar personajes e historias en el norte chileno sin recurrir a una mirada llorona y nostálgica, sino que haciéndolo desde la plenitud de un realismo que aúna dramatismo y una tonalidad de marcada indiferencia.

El tema es complicado es un libro de relatos breves, con un estilo seco y poco rebuscado, donde cada personaje se encuentra atrapado por el fracaso, imposibilitado de escapar de una vida que desde siempre ha estado inmersa en la turbiedad cotidiana y a veces hasta pueril. Podestá consigue configurar seres aparentemente inmutables ante el dolor, que parecieran venir de vuelta de un infierno mayor al de todos los días. Sigue leyendo

Anuncios

Comentarios desactivados en “Indiferencia y autocontrol”

Archivado bajo "El tema es complicado", Crítica, Juan José Podestá

“La atea y la beata”

Por Patricia Espinosa | Publicado en LUN 27/07/2012

Mujeres solas, perturbadas, atrapadas por el qué dirán, habitantes de la marginalidad urbana chilena, que sólo ansían afecto, autonomía y poder, son las protagonistas de Mentirosa , de Yuri Pérez, una novela en que el autor utiliza elementos de la sátira para realizar una crítica al mundo popular barrial y dar cuenta del fracaso de las utopías.

La narración alterna las voces de dos hermanas, de las cuales desconocemos los nombres. Una de ellas evangélica y la otra atea, han sido abusadas en la infancia por el padre, y en el presente del relato tienen más de cuarenta años, pero se encuentran en pleno proceso de crisis respecto a una libertad jamás conseguida. El contraste entre el liberalismo de una de las hermanas y la pechoñería de la otra atraviesa todo el volumen. Así se insiste en que la atea es soltera y tiene una pareja mujer, mientras que la otra es heterosexual y una fiel dueña de casa. Esta última, la religiosa, tiene una vida secreta. En la privacidad deja fluir su erotismo en sensuales prácticas de autoembellecimiento y deseos por un muchacho de la comunidad religiosa. Sin embargo, tiene un proyecto mayor: seducir al pastor de su iglesia. Sigue leyendo

Comentarios desactivados en “La atea y la beata”

Archivado bajo "Mentirosa", Crítica, Yuri Pérez

“Disparen contra el artista”

Crítica de Patricia Espinosa a “Esplendor”, en LUN (06.01.2012)

El arte es el tema que le da unidad a este volumen de relatos, abordado ya sea desde la interrogante sobre su sentido, límites o transgresiones, como también por su función en las prácticas de vida cotidianas que convocan habitualmente la odiosidad hacia la figura del artista.

En cada uno de los nueve relatos de Esplendor , de Carlos Henrickson, emerge una reflexión filosófico-estética que moviliza un desgarro y un sutil sentido burlesco; la permanente sobriedad discursiva se ve matizada con un tono negro imperturbable, a lo que se suma la presencia continua de la desconfianza ante lo acontecido y una actitud discrepante entre los personajes. Surgen así seres estrambóticos o enloquecidos que dan rienda suelta a su obsesión por el arte y que, por lo mismo, ponen en riesgo su vida.Imagen

Sigue leyendo

Comentarios desactivados en “Disparen contra el artista”

Archivado bajo "Esplendor", Carlos Henrickson, Crítica

Nieve existencial

Por Patricia Espinosa
Publicado en Las Últimas Noticias, 12.08.2011

Al borde del llanto y lleno de pensamientos enrarecidos, un hombre intenta dejar su mente en blanco, pero fracasa; entonces aparece en su cabeza la nieve, se fija en especial en un copo, del cual puede calcular la superficie: un copo que, él desearía, borre la totalidad de su existencia. En medio de esa extraña crisis permanece atrapado el protagonista de En medio de la nieve , de Iván Parés: el personaje experimenta la realidad de manera confusa y vive en un permanente estado de ensimismamiento que lo impulsa a escapar hacia un lugar que se le presenta cada vez más difuso, más indefinido.

La angustia de César Lombardo, profesor de matemáticas, lo lleva a perder el trabajo y abandonar a su familia. A partir de entonces comienza a radicalizarse su desesperación, la pérdida de expectativas frente al mundo, el desencanto de todo aquello que motivaba su existencia. La profunda tristeza y decadencia de este personaje son parte de un proceso de degradación intenso, cuya causa nunca queda del todo clara. La prosa de Parés logra dar cuenta de manera precisa del estado de confusión extrema que vive Lombardo.

Sin embargo, un pequeño suceso tuerce el giro total de la novela. Lombardo es golpeado en un asalto callejero; tras su salida del hospital, decide rearticular su vida y, por supuesto, buscar a su familia, que ha emigrado a una lejana ciudad. Se arrepiente de haber pasado un año dando tumbos y, en un arranque de entusiasmo desaforado, toma un bus hacia la fría ciudad donde viven su mujer e hija. Lombardo se vuelve ahora un hombre distinto al que habíamos conocido; al retomar sus valores de padre de familia ejemplar, deja atrás su profundo discurso existencialista, provocando que, desgraciadamente, la novela se derrumbe.

Abandonar la degradación y retomar la vía edificante deriva en que la narración adquiera un desagradable tono moral, similar al de esos libros de autoayuda que muestran a la oveja descarriada y luego su proceso de conversión, es decir, una fábula destinada a enseñar que la familia es el símbolo del orden vital. Recuperar a su familia significa volver al equilibrio, pero un brutal castigo abortará los planes de Lombardo. Por tanto, la moraleja es que no hay segundas oportunidades para un hombre que abandone a la familia.

De esta forma, la interesante experiencia de sufrimiento existencial y el tiempo de aislamiento y perturbación quedan reducidos a un error, una especie de año sabático que a la larga no significará más que un desvío inútil, una licencia que sólo condujo a una tragedia evitable. Lamentablemente todo aquel embrollo filosófico, aquellas dudas y vacilaciones febriles que vivió el protagonista terminan en una solución que, por decir lo menos, es redentora y simplista.

A pesar de que la novela, al optar por la redención, desaprovecha la tremenda oportunidad de exponer el conmovedor itinerario de autodestrucción de un personaje inquietante y oscuro, resulta valioso el tratamiento de la soledad que se pega a cada uno de los personajes y la construcción de atmósferas siempre funestas.

Comentarios desactivados en Nieve existencial

Archivado bajo "En medio de la nieve", Crítica, Iván Parés

Tonto y feo

Por Patricia Espinosa (*)

'Niño feo' de Yuri Pérez

Es como entrar en la cabeza de un condenado, en sus iluminaciones, en su rabia y melancolía. Es como si se intentara triturar la imagen de un poeta mediante la parodia y a la vez reivindicarla en su deseo. La novela “Niño feo”, de Yuri Pérez, es un crudo y poderoso testimonio en torno a la violencia, el fracaso y el sentido o sinsentido de ser poeta.

En el territorio poblacional transcurre la infancia y adolescencia de Ernesto López, el protagonista y única voz del relato. La narración nos expone a un chico agredido, ridiculizado e ignorado por su entorno. Un niño que dibuja mariposas en las puertas del regimiento donde trabaja su padre, el cual odia a los comunistas y no sabe nada de arte. El niño colecciona fotos de francesas desnudas, se encierra en el baño donde guarda sus libros para desplazar su mirada entre ellos y la diarrea. Una de las constantes de este libro es revertir lo que convencionalmente se asocia a lo bello, abordar lo que se escapa al canon de la estética de lo sublime mediante el feísmo, lo desviado, lo infecto: “Me convertiré en un sucio poeta chileno, pobre, solo, enfermo”, dice el protagonista, asumiendo que el ser poeta no le asegura ninguna salvación.

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo "Niño feo", Crítica, Yuri Pérez